ARTICULO PUBLICADO EN EL DIARIO OJO, MAYO 29 DE 2005

[Cerrar ventana]  [Imprimir]

Por: Ricardo Ramirez • OJO


Siete años de vida es en promedio lo que les espera a quienes sufren un infarto al corazón. Por lo general, extensas porciones del músculo cardiaco mueren, debido a que este trabaja a150% de su capacidad y las posibilidades de que se produzca otro infarto, esta vez mortal, son muy altas. Esta es la fría realidad, no obstante hoy se abre una ventana de esperanza para los pacientes infartados gracias alas milagrosas células madre o "stem cells" en inglés. Estas tienen la increíble capacidad de mutar de su forma original y transformarse en células de cualquier parte del cuerpo reviviendo el tejido necrosado, muerto o atrofiado. Basta inyectar 28 millones de estas, aspiradas con una simple jeringa del hueso iliaco Así, pueden convertirse en neuronas, tejido pancreático y hasta en tejido cardiaco procurando el milagro de la vida a órganos dañados o enfermos.

Pero lo mejor de todo, es que este revolucionario tratamiento ya se practica en el Perú, desde hace apenas un par de semanas. Son dos los pacientes que ya se han sometido a un implante de células madre al corazón poniéndose en las manos del cardiólogo Jorge Tuma, quien aprendió la técnica en el Brasil, país pionero en Sudamérica.

“Además de Brasil y Argentina, el Perú es el tercer país de Sudamérica donde se aplican los trasplantes de células madre. El procedimiento es increíblemente sencillo ya que al utilizar tejido de la médula ósea del propio paciente no existe posibilidad de rechazo", explica el galeno.

Añade que estas células realmente progenitoras, pues generan "hijas" convertidas en cardiomiocitos y en vasos sanguíneos, lo que supone nueva vascularización del corazón. Además, añade Tuma, las "stem cells" tienen un segundo efecto, como es el de dotar de nueva fuerza a las células que se encuentran atrofiadas o "dormidas".

El costo

De otro lado, es importante anotar que el costo de esta intervención es de apenas 3 mil dólares. Y decimos "apenas” porque una cirugía a corazón abierto puede llegar a costar cifras astronómicas. El galeno agrega que las "stem cells” también se usan en el Perú para regenerar el tejido del páncreas y combatir la diabetes aunque en otros países, se ensaya su trasfusión al cerebro para aliviar el mal de Parkinson y el dramático Alzheimer. Finalmente, no existen efectos secundarios, riesgo quirúrgico ni contraindicación alguna. Por el momento el doctor Tuma es el único en el Perú que practica este tratamiento.

Experimento lo salvó

Ricardo Ramirez • OJO


Cuando a E.M.T, paciente infartado de 47 años, le anunciaron que la única esperanza que tenía de sobrevivir algunos años más era someterse a una nueva cirugía de corazón abierto, pues casi el 40% del músculo cardiaco estaba necrosado, se negó rotundamente. “Prefiero morirme nomás, ya estoy harto de operaciones, más aún cuando el riesgo de fallecer en la mesa de operaciones es altísima y el costo es demasiado caro, no vale la pena", respondió, argumento que su médico no pudo rebatir. Unos días después, el doctor Jorge Tuma, le propuso someterlo a un implante de células madre al corazón. "No te vamos a abrir, es una simple inyección con anestesia local y en 24 horas te vas a tu casa", le explicó. E.M.T. recibió el lunes 15 de mayo una dosis única de 47 millones de células madre, previamente aspirada de su médula ósea, a través de la vena yugular por donde se inoculó el tejido.

No hubo complicación y siete días después su corazón ya observaba una notable mejoría. "Esperamos que dentro de cuatro meses su corazón funcione al 95%; de no haberle inoculado las células madre en ese mismo periodo, hoy E M.T seguramente estaría muerto", explica el doctor Tuma.